EL RELOJ MECÁNICO




¿Sabías que...?

Las primeras noticias de los relojes mecánicos se hallan en los "Libros del saber de Astronomía" de Alfonso X el Sabio, compilados en 1267-1277.
El primer motor utilizado en los relojes mecánicos fue el de pesas: un peso se colocaba en el extremo de una cuerda, la cual se fijaba y enrollaba por el otro extremo a un tambor giratorio; el peso descendía y la cuerda, al desenrollarse, hacía girar el tambor.
En el siglo XV hubo dos invenciones: el motor de muelle y la conoide (descrita por Leonardo da Vinci en uno de sus bocetos)
Huygens en 1657 contruyó un reloj mecánico con péndulo.
Galileo había realizado ya un boceto de un reloj de péndulo en 1641
El funcionamiento de nuestro relojes mecánicos tiene por principio la idea de encadenamiento del engranaje, de la relación entre la rueda y el tiempo.
La gravedad es la que mide el tiempo
Por efecto de la caída de un peso unido a una polea, va girando una rueda dentada, y otro juego de ruedas complementario recibe este movimiento y lo transmite a las manecillas de una esfera.
La velocidad de caída del peso en un reloj mecánico no es constante, ya que se produce una aceleración que obliga al engranaje a ir cada vez más deprisa, lo que impide comunicar un movimiento periódico estable a las manecillas.
La rueda principal se frena para que pueda realizar una o varias rotaciones completas en veinticuatro horas



VOLVER A ¿Sabías que...? INVENTOS


GUIONES DE TEATRO DE MILA OYA


Página de la escritora LIJ Mila Oya