Noche de difuntos por Mila Oya




      Los fantasmas y otros seres fantásticos están presentes en la literatura desde sus orígenes pero, paradójicamente, fue durante el racionalismo del siglo XVIII cuando los cuentos sobre seres y circunstancias extranaturales se convirtieron en un subgénero claramente diferenciado.

      El auge de la filosofía racionalista y escéptica durante el siglo XVIII, que abolió la creencia en los seres fantásticos, tan arraigada en los países protestantes del norte de Europa, propició su tratamiento literario. El objetivo no era tanto asustar a la audiencia sino que reconociera sentirse asustada.
       Así pues, desde un primer momento, las historias de miedo fueron escritas por y para gentes que en realidad no creían en las apariciones de espíritus. Su primera manifestación destacable es la novela gótica. Obras como El Castillo de Otranto (1764) de Horace Walpole, Los misterios de Udolfo (1794), de Ann Radcliffe, y El monje de Lewis, sentaron ciertas bases que siguen siendo comunes a la literatura y el cine, el cual ha sabido incorporar con gran éxito el género de miedo y terror.
       Sería interminable enumerar los autores y las obras de terror que han alcanzado éxito a lo largo de la historia y que en la mayoría de los casos fueron llevados al cine. En esta sección seleccionaremos entre los más importantes a nuestros favoritos. Esperamos que disfrutéis conociendo algo de su vida y quizás releyendo algunas de sus más terroríficas obras. Temblar con un libro en las manos es siempre saludable



EDGAR ALLAN POE

LOVECRAFT



ENVÍANOS TUS OPINIONES Y SUGERENCIAS


GUIONES DE TEATRO DE MILA OYA


Nueve en el autobús por Mila Oya

Página de la escritora LIJ Mila Oya

VOLVER AL SUBTERRÁNEO